miércoles, 6 de mayo de 2009

EN LA ESPERADA HORA DEL CAMBIO

Me sumo, sin dudarlo ni un momento, a todos aquellos que se congratulan por la expulsión (¡¡¡democrática!!!) del PNV del poder en el Pais Vasco. Me resisto, sin embargo, a conceder que semejante efeméride vaya a resultar en un cambio fulminantemente eficaz. Hay quien da por supuesto que la llegada de López es una especie de bálsamo de Fierabrás que va a acabar, de un plumazo, con treinta (en realidad más de cien) años de infección nacionalista, excluyente, racista, xenófoba y antiespañola. Ni Hércules en su mayor esplendor pudo llevar a cabo tal trabajo, y menos operando por su sola presencia.
No olviden nunca que los mismos cimientos de la sociedad vascongada están permeados de una perniciosísima doctrina. No olviden que el trabajo de zapa y reconstrucción será duro y prolongado. No olviden que en Cataluña se vivió una situación parecida, y hemos visto cuales han sido los resultados.
No olvidemos que, pocos años atrás (cuatro años no es nada), compañeros de partido de López le afeaban la conducta con María San Gil. (Lo malo de las hemerotecas es que existen, para mal de algunos y bien de los amantes de la verdad). Y aconseja un refran castellano que "nadie se case con cojo pensando que ha de sanar"...
Y no olvidemos, sobre todo, que López se debe al Sumo Sacerdote de la religión socialista. Y éte último es un personaje del que conviene fiarse lo justo tirando a nada.
Dicho lo cual le deseo el mejor de los criterios y la mayor de las suertes.

2 comentarios:

TELLAGORRI dijo...

En efecto, Alfredo, que Lopez sea presidente del Gobierno vasco no significa que todo haya cambiado, y habrá que esperar a ver qué es lo que hace.

Pero, de entrada, a mí me ha hecho feliz el hecho de que todos esos señoritos de mierda que nos venian chuleando durante los últimos 15 o 20 años (muchos están en cargo público desde 1980)SE HAN IDO A LA PUTA RUA.
La mayoría tiene un puesto de funcionario detrás y no necesitan ir al paro. Pero ya no son nadie.

Hasta ahora, esos mierdecillas, podían aruinar el patrimonio de cualquiera con sus poderes de declarar una finca como "patrimonio cultural" en base a que sus propietarios no son nacionalistas y de esa forma impedir que tenga valor económico alguno. La finca(cualquier casa o edificio). O impedir que un hijo entre como médico en Osakidetza, o en los organismos oficiales de concurso público.

Así que, los cientos de hijosdeputa feudalizados, SE VAN.
Excelente noticia.

CARTASMARRUECAS dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Tellagorri. Solo por verles perder el Poder ha merecido la pena. Por cierto: el cabreo que han agarrado es de los que hacen época. Sabíamos que eran indecentes, pero una elemental norma de discreción obliga a no comportarse como una cuadrilla de niñatos histéricos (que es lo que son).

Iñaki Ezkerra ha publicado una lista de 22 puntos sobre los que debe apoyarse el verdadero cambio en el Pais Vasco. Su lectura revela bien a las claras la bajeza, la indignidad, la suciedad con la que se ha conducido el PNV. La labor es ardua. Toda la ayuda va a ser necesaria, Incluida, por cierto, la de ese Dios cuya presencia López se ha apresurado a evitar en su toma de posesión.
Una decisión, esta primera, que no augura nada bueno.