martes, 28 de julio de 2009

LA PLEBEYEZ

En una memorable escena de la película “vencedores o vencidos” Marlene Dietrich, viuda de un general alemán, le relata a Spencer Tracy cómo su difunto marido le afeó la conducta a Hitler reprochandole su “plebeyez”.
No encuentro mejor término para expresar la bajeza, la suciedad, la doblez, la maldad, la absoluta falta de respeto por todo cuanto signifique rectitud y honorabilidad, que revela la actitud de Zapatero en las reuniones del “diálogo social”.
En un post anterior ya expresé mi opinión sobre ese obsceno "pas-a-deux" que se marcan el relamido del Presidente y el simio hirsuto Méndez. Hoy hemos sabido que, según parece, Zapatero se encargó de recordarle a Díaz-Ferrán hasta qué punto la situación de sus empresas le tienen apalancado y pendiente de las decisiones del Gobierno.
Estas cosas le pasan a la CEOE por mandar a alguien como GDF a negociar con alguien tan rastrero como Zapatero. Para ver como funciona el Poder cuando se trata de trampear la economía, baste recordar aquel asunto, nunca bien aclarado, del espionaje a Pizarro o, mirando más atrás, algunas insinuaciones que se hicieron en relación al presidente del BBVA y el incendio del Windsor (cuando se estaba intentando tomar el control del banco desde Moncloa).


4 comentarios:

TELLAGORRI dijo...

Excelente análisis. Como bien relatas, vivimos bajo la bota de los PLEBEYOS, esa horda de gentío que presume del mal gusto y de la ignorancia de su bagaje cultural.

Yo escribía hace un año algo al respecto en un post titulado SUANCES o la cutrez pijo sociata.

Ya no se trata de ideología, es cuestión de que se ha implantado, por los que gobiernan, el cutrerío generalizado, del mismo modo que los comunistas lo implantaron en las ciudades por donde pasaron su barniz : Praga, Budapest o Berlín Este.

CARTASMARRUECAS dijo...

Amigo Javier: abundando en lo que relatas, te contaré una anecdota.

Vivo relativamente cerca de la sede del PSOE en mi ciudad. Pared con pared de dicha sede hay una cervecería en la que, los días de mucha canícula, me refreco con una caña bien tirada. Pues bien, algunas veces he coincidido con la augusta chusma que salía de la Casa del Pueblo, después de una de esas reuniones o consejos que suelen celebrar.
Te aseguro que da grima ver lo pagados de sí mismos, lo orgullosos de haberse conocido que está esa gente. La pinta que tienen de haber acciedido al sanedrín que decide los destinos ajenos. La gesticulación, las poses...
No descarto que sea todo perfectamente normal, y que yo los mire con malos ojos.

Un Abrazo

Natalia Pastor dijo...

Julio Andradas ya explicó en su momento en este POST, que Díaz Ferrán estaba atado a Zapatero y condicionado,por tanto, su discurso y actitud, debido al asunto de Aerolineas Argentinas,Marsans y la nacionalización de la Kirchner.
A estas alturas,una añora a Jose María Cuevas y aquella independencia de una CEOE que no estaba sometida al dictado de la subvención,los contratos del Estado y las ayudas para salir de atolladeros varios.
En septiembre habrá acuerdo social, sí o sí, para que Zapatero pueda hacerse su foto mientras sigue aumentando en progresión geométrica la lista de parados en el INEM.

CARTASMARRUECAS dijo...

Estoy de acuerdo. Creo que esta ruptura es "un paso atrás y dos adelante". Habrá acuerdo, por la cuenta que trae a GDF.