viernes, 3 de julio de 2009

OH, MAGNO MISTERIO



Es posible que a día de hoy se haya producido el "gran misterio". Si es así, bienvenido haya sido Alfredo III. Si no ha ocurrido el milagro, quedarán bien pocas horas. En este momento de alegría, responsabilidad, y profundo e infinito Misterio, permitanme compartir con Vds una de los más sobrecogedores momentos de la musica española de cualquier tiempo. La música del Maestro Tomás Luis de Victoria aplaca nuestro ánimo y vence nuestro temor.
Sean Vds Felices. Se lo merecen.

1 comentario:

Pfunes dijo...

¡Felicidades por la inminente llegada de Alfredo III! Hoy quien merece ser feliz es usted.

Muchas gracias porm la música y por compartir con sus lectores este maravilloso momento.