lunes, 14 de septiembre de 2009

UN CONSEJO PARA EVO

RECOMIENDE A SUS COMPATRIOTAS SER UN POCO MÁS TRABAJADORES, Y UN POCO MENOS BORRACHOS.
QUIZA ASÍ SE RESUELVA EL "SECULAR RETRASO" DE SU PATRIA

9 comentarios:

Tellagorri dijo...

Buen consejo para los bolivianos. No obstante, con éste poco hay que esperar porque ha empezado su visita a España diciendo que hay que respetar "Los derechos de la Madre Tierra", que es como decir los derechos de una MESA.
Cuando se anteponen derechos de cosas a los derechos de los individuos, vamos hacia Adolf y Stalin.

Natalia Pastor dijo...

Un magnífico consejo.
Entre otras cosas por que verán con claridad y sin efluvios etílicos lo que es su país en manos del tal Evo, y asumir que cuando se viene a otro país hay que dejar ciertas tendencias naturales, en el armario allí en La Paz...

CARTASMARRUECAS dijo...

Todo este rollo de la Pachamama, y los presuntos derechos de la Madre Tierra (que no es más que una derivación del Hipotesis Gaia, que considera aL planeta como un organismo autorregulado). De ahí a pronunciar sonoras mamarrachadas, como que hay cosas que "le debemos al planeta" no hay más que un paso. Estas mamarrachadas suelen salir mucho en los anuncios de compañías energéticas, eléctricas, petrolíferas...
En el fondo, todo esto es mentalidad premoderna y pensamiento mágico, y se aprovecha de la poquísima afición del personal a la reflexión, y la tendencia a la ñoñería lacrimógena.

Fernando dijo...

Quiero insistir en lo que escribí no hace muchos días.

Los nativos andinos bolivianos, ¿Vivieron mucho mejor, se respetaba más su dignidad como pueblo (que la tienen por supuesto y es tan digna como la nuestra) gozaban de más privilegios y mejores prestaciones sociales, como puede ser la sanidad, educación, vivienda y un larguísimo etc.; tenían más y mejor acceso a la enseñanzas primarias, universitarias? En definitiva ¿Gozaban de más respeto y recibían mayores atenciones humanas por parte de los sus gobernantes, en la época de los "GRANDES PADRES BLANCOS", que durante muchas décadas gobernaron Bolivia hasta la llegada del indio Evo Morales? Porque hasta donde yo sé, aparte de enriquecerse repugnante y miserablemente la minoria blanca gobernante durante muchisimos años, siempre bajo el apoyo de Estados Unidos, no se les conocen otras "caridades" para con la mayoría indígena. Qué siguieran mascando coca y dándole al aguardiente para así no crear problemas a los gobernantes blancos. ¡Qué indecendia!

Todavía estoy esperando que alguna persona, en este u otros rincones similares de opinión, se mojen y digan con rotundidad: Un SI o un No; y lo justifiquen con REALIDADES y no con conceptos tópicos virtuales que lo único que consiguen en ocasiones, es intentar evadirse, para al final no decir nada, salvo los cuatro conceptos teóricos que escuchamos todos los días.

Cordiales Saludos.

CARTASMARRUECAS dijo...

Amigo Fernando:

La verdad es que la pregunta que planteas es extraordinariamente delicada. Entre otras cosas porque no creo que se pueda resolver basandonos en la dicotomía Antes estabamos mejor o Ahora estamos peor (o viceversa).
Creo que los bolivianos (y el resto de sudamerica tambien) han estado simpre notablemente presionados. Antes de la conquista, durante la conquista y despues de la descolonización.
Antes de la conquista porque eran sistemas teocráticos muy duros, con constantes guerras entre pueblos. La conquista no hizo más que "modernizar" ese sistema, aunque quizá la influencia del cristianismo consiguiera atemperar algunos excesos. En mesoamérica la influencia. globalmente, pudo ser bastante positiva, puesto que por lo menos se evitaron los sacrificios umanos. En el otro lado de la balanza, es evidente que exisitió el régimen esclavista, y que seguramente ese régimen ha llegado, bien que moderado, hasta nuestros dias, perpetuado por una minoría criolla que se ha enriquecido espectacularmente.
Lo que a mí me resulta chocante es el flagrante anacronismo de cifrar la "esperanza de los pueblos de America" en un indigenismo quye me suena mucho a vuelta a los origenes precolombinos. Sinceramente, una cosa es el respeto a la tradición (loable)y otra una mezcla de marxismo de salón y danzas tribales, que al final resulta en nuevos modos de autoritarismo y en un más que discutible concepto de los derechos individuales.
Estas, amigo Fernando, son reflexiones a vuelapluma. Requieren una meditación profunda, pero creo que es uy interesante que el debate se abra y se mantenga.
Yo solo tengo la fe del individuo. Creo que cada cual debe poner a funcionar todas sus capacidades (las que conoce, las que intuye e incluso las que desconoce) para la consecución de sus objetivos vitales. Solo debe existir la barrera de la propia capacidad y la del respeto a la trayectoria ajena. Ni pisar, ni ser pisado. Desconfio isceralemtne de los Salvadores, y mucho más de los Salvapatrias. Por eso me parece que los pueblos de Sudamérica están cayendo en las garras de unos por escapar de las fauces de otros. Un triste destino, en cualquier caso.

Gracias, como siempre, por tu aportación.

Fernando dijo...

No se trata y bien lo sabes, Alfredo, de indigenismo sí o no. Se trata de no seguir jugando con seres humanos que todos los días están llamando a la puerta de la justicia, libertad e igualdad y sobre todo se trata de no cerrar las puertas a la esperanza con vanas promesas que al final no son más que salivazos lanzados a la cara de las clases menos favorecidas.

Lo siento, pero estamos igual que siempre, discutiendo conceptos teóricos y por favor, no nos vayamos al S.XVI, cuando en el XXI seguimos sin aportar absolutamente nada. No matemos a los mensajeros cuando se convierten en ESPERANZA. No les machaquemos porque ese no es el papel que les habíamos asignado los “legítimos” salvadores del mundo. No sigamos diciendo que a ese títere no le pusimos ahí para eso, sabiendo todos que su único papel para el que estaba autorizado era que nos siguiera obedeciendo, no metiera ruido y nos dejara seguir robando. A él y a los suyos con las migajas ya tenían suficiente.

¿Conoces el soneto de Gabriel y Galán dedicado a un rico? Te lo recomiendo.

Como siempre, cordiales saludos.

Fernando dijo...

Para Natalia Pastor

Muy lamentable tú comentario:

"...y asumir que cuando se viene a otro país hay que dejar ciertas tendencias naturales, en el armario allí en La Paz..."

Deberías recordar que fue precisamente desde tu tierra donde salieron los barcos que descubrieron y conquistaron el Nuevo Mundo y que miles de andaluces, pueblo al que respeto y admiro por muchísimas cosas, también fue partícipe como el resto de españoles en esa "Cruzada" salvadora para el indio americano a base intentar eliminarlos, para así ser más fácil quedarnos con sus riquezas y, bien lo sabes, lo conseguimos. (Sólo un ejemplo entre miles y miles posibles. El Altar Mayor de la Catedral de Sevilla, está bañado en oro traído de Perú, ya ves, al lado de Bolivia)

Podían haberse dejado aquí en Sevilla o Burgos, los andaluces, castellanos etc... que participaron en la conquista americana, la espada para no haber matado a miles y miles de indígenas por el único delito de querer defender lo suyo. Deberías recordar a los andaluces, castellanos etc... que violaron, humillaron, torturaron esclavizaron a miles de mujeres indígenas.

Podrían haberse dejado aquí los andaluces, castellanos... etc., su repugnante mercado de esclavos africanos que hicieron que tus andaluces y mis castellanos se enriquecieran con mano de obra gratis y encima, los tuyos y los míos ¡Muy machos ellos! y bien los sabes, se follaban a las esclavas africanas

Esos indígenas andinos a los que pareces despreciar por borrachos son los que están limpiando el culo a muchos de nuestros mayores andaluces y castellanos y les estamos contratando con sueldos míseros y sin darles de alta en Seguridad Social. ¿No les ves tirando de los carritos de nuestros inválidos? Aquí no vinieron por gusto, están por necesidad después de muchísimos años de gobiernos de “blancos”

No tengo ninguna simpatía por Evo Morales, como no la tengo por Chávez, Zapatero o Rajoy y ningún político, me parecen todos despreciables, pero jamás me apartaré de estar junto a las gentes honestas, a veces borrachas, del pueblo liso y llano y que injustamente muchas veces despreciamos.

En fin, para qué seguir.

Saludos

PD: Si Alfredo cree que mis comentarios no son adecuados para estar en este blog, entenderé que los anule y ese será el aviso de que llegó mi hora de partir.

CARTASMARRUECAS dijo...

fernando, todos los comentarios son bienvenidos. Nunca he borrado un comentario y nunca he "baneado a nadie". Bastante mal estamos como para andar tirandonos los trastosy prescindiendo los unos de los otros. La uniformidad en el pensamiento es aborrecible, y el intercambio libre y respetuoso de ideas es la sal de la vida.

Saludos cordiales.

Natalia Pastor dijo...

"Deberías recordar a los andaluces, castellanos etc... que violaron, humillaron, torturaron esclavizaron a miles de mujeres indígenas."

Francamente Fernando, me importa una higa tu opinión, y no voy a descender a la patochada patética y lamentable de tu discurso, de la bazofia ultraizquierdista y antiespañola que representa la "leyenda negra", el colonialismo y todas esas milongas de "hipoprogre" reciclado, de indigenista con poncho a lo Evo Morales.
Me aburre profundamente.

A otro aparte con la mandolina.