lunes, 21 de septiembre de 2009

ZAPATERO EN LA CALLE

He leido que el ubérrimo Zapatero le ha propinado una entrevista a Newsweek, en la que afirma que basta "salir a la calle" para comprobar que España no se está hundiendo. Puede que hasta tenga razón, y que sólamente se esté resquebrajando, pero si acierta (que no acierta) no será porque él se haya paseado mucho por esas calles que tan bien dice conocer. Zapatero no ha pisado la calle en su vida. No se le ha visto, ni se le espera. Por no pisar, Zapatero ya no pisa ni España. No sé cuántas semanas hace (creo que desde la kermesse de Rodiezmo) que este baldragas no pasa un par de días seguidos en el país que se está cargando.
Todo esto me ha traido a la memoria (la mía no es tan flaca como la del español medio) aquella nunca lo suficientemente ponderada ocasión en que el Archimembrillo de la Moncloa fue preguntado por el precio del café. Resulta que el paisano usó exactamente la misma frase: "en la calle". El Archimembrillo le bajó el precio unos cuarenta céntimos, y cuando el paisano le dijo que nones, que eso era cuando Franco era corneta, le salió a JozeLuí toda la mala baba, la soberbia y la chulería que atesora, reconcentradas en una palabra. "DEPENDE"

¿DE QUE DEPENDE?.

Les dejo dos vídeos. El primero contiene la famosa escena del café. El segundo es una canción alusiva.




5 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Que con 5.000.000 de parados en las listas del INEM, con 750.000 personas comiendo diariamente de la caridad en Cáritas,con más de 400.000 indigentes durmiendo a la intemperie,en portales y cajeros automáticos, con un déficit del 11% (la UE el máximo que permite es el 3%)diga sin que se le mueva un pelo de la ceja, sin inmutarse,con toda la desvergüenza e inmoralidad del mundo que basta "salir a la calle" para comprobar que España no se está hundiendo, denota hasta que punto este individuo ha pedido el juicio.

Si España no ha sufrido una explosión social de incalculables consecuencias, es gracias a esa "malvada" Iglesia católica y a sus paarroquias y organizaciones que alimentan, día tras día, tres cuartos de millón de ciudadanos que están contra las cuerdas, en una situación más propia de Burkina-Fasso que de un país miembro de la Unión Europea.

Tellagorri dijo...

Este tipo no ha ido por la calle sólo y hablando con personas desde que dejó el colegio.

De la sociedad española sabe lo que ha leído en panfletos del XIX, y está convencido de que los banqueros son unos señores gordos y asquerosos con un puro en la boca, y los fontaneros unos pobres diablos delgados y medio tísicos que se sostienen en pie gracias a la sopa de ajo que comen una vez al día.

Esa es su idea de "la calle" y de la sociedad, como tantos otros.

Pero su papá vivió el régimen franquista como un real señorito de los adictos.
Lo mismo les pasa a los ultras del peneenuve y de ERC : son hijos de gente que vivió muy bien en el franquismo y que luego se adherieron a la secta para no tener que buscar un empleo acorde a sus capacidades, es decir, de obreros , ujieres o telefonistos de empresas.

Fernando dijo...

Y con todas estas cosas que ocurren en este País, que nos conducen sin remisión al abismo del que nos costará muchísimo salir del atolladero donde cada día nos mete más y más el "zapa"... ¡Qué coño pinta el Rey! ¿Para qué queremos un Rey? ¿Para qué nos sirve un Rey?

El Jefe del Estado Español, jamás se ha mojado (salvo para echar al honesto Adolfo Suárez) jamás toma decisión o exige que se tome en beneficio de lo que queda de los ciudadanos de a pie de la Nación Española (claro que hasta la nada sospechosa Andalucía en su nuevo Estatuto dice que ellos también son Nación y lo votaron TODOS)... ¿Qué podemos esperar? El de la Zarzuela tampoco tiene ni idea de lo que supone, si eres afortunado en tener trabajo, tener que vivir con 1000 euros al mes. Tampoco nunca ha ido ni irá a visitar un comedor de beneficencia de Cáritas, lleno de personas honradas comiendo, ni tampoco las niñas y ni el niño lo han hecho ni lo harán y si el primer Jefe y el Segundo, no tienen ni idea de lo que se cuece en la calle o en un albergue o comedor benéfico, repito ¿Qué podemos esperar? ¿Qué pueden esperar los millones de ciudadanos que lo pasan mal? NADA.

Mientras nos quede algo por perder todo se puede controlar, el día que a una inmensa mayoría no tengan o no tengamos ya nada por perder, porque lo perdieron o lo perdimos todo ¡CUIDADO!

Saludos

Fernando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
CARTASMARRUECAS dijo...

Amigo Fernando:

Suscribo el comentario de la cruz a la data. No habiendo servido nunca para gran cosa, la monarquía se constituye ahora en un estorbo e incluso en una provocación.
Lo malo es que, siendo la Monarquía un asco, la Tercera República con la que nos amenazan da nauseas.

¿Será que España está incapacitada para ser un ente político?¿Estamos condenados a la tribu?

Gracias por tu comentario. Habrás observado que he eliminado una de las dos entradas que has hecho con el mismo texto. SOlo lo hago por evitar redundancias.
Saludos