lunes, 5 de octubre de 2009

PARVA SABINIANA V- WILLIAM GLADSTONE

En el mensaje que la sociedad Euskalerria de esta villa ha dirigido al insigne repúblico Guillermo Gladstone, durante la permanencia de éste en Biarritz, le dice en Euskera: "Ondo etorria izan beite Euskal-erri-íngurura Wíllíam Gladstone ingeles legegin burutsu ta agurarria."  y en castellano: "y habiéndose enterado con júbilo de vuestra estancia en los linderos del país bascongado, etc.", No dudamos que el ilustre defensor de los derechos de Irlanda se habrá honrado con la muestra de atención de que ha sido objeto por parte de un partido político tan extendido en Euskeria como intenso en patriotismo, es decir, que abarca tanto como aprieta...
Pero también es seguro que el gran anciano sajón no habrá salido aún del asombro que sin duda le produjo el que, una sociedad bizkaina que se llama fuerista y que no se contentó con bautizarse con el nombre de Bizkaya, sino que adoptó el general de Euskalerria ignore que Biarritz no está en los linderos, sino en la misma Euskeria o Euskelerria. Porque es de suponer que el insigne Gladstone conozca, como buen legislador, la historia de su patria, recuerde que hubo un tiempo en que Inglaterra dominó en Lapurdí (Labourd en francés), y sepa consiguientemente que esta región, on In mal se encuentra el puerto de Bíarrítz, es tan bascongada como Bizkaya.

BIZKAITARRA, 28 de FEBRERO de 1894

A sus 85 años no tendría Gladstone mejor cosa que hacer que andar preocupandose sobre si cierto grupo de bilbainos localizaban Biarritz ante, cabe, contra o tras los linderos de Euskeria. Más probable es que anduviera el anciano intentando aplacar algún achaque en la dulce costa de Francia. Las mentalidades obsesivas tienen una curiosa característica: suponen que el resto de los mortales andan tan o más ocupados con dichas obsesiones que ellos mismos, y se suelen mostrar más que contrariados cuando la realidad les muestra que, antes bien, al resto de los mortales sus obsesiones les importan una higa.
A propósito de esto se cuenta una anécdota de Jordi Pujol. Andaba el Molt Honorable muy preocupado por el conocimiento que de la cuestión catalana había en los Estados Unidos, y le preguntó a cierto personaje sobre el particular. El interpelado le dijo (lógicamente) que a los americanos Cataluña les importaba poco, y que poco sabían sobre el principado. Pujol se agobió y preguntó a ver qué se podía hacer para cambiar eso, que así no se podía seguir. y el otro le dijo "Honorable, un terremoto no vendría nada mal".
Y esto me recuerda, a su vez, a un belga que conocieron mis padres en Sitges en 1978, que cuando le dijimos que eramos de Pamplona, cerca del Pais Vasco, hizo la metralleta: "ratatatatatatatata". ETA ETA metralleta. La mejor manera de que hablen de uno es una buena desgracia.

2 comentarios:

Tellagorri dijo...

Como dices el pobre GLADSTONE, creador junto con su contricante DISRAELI del imperio británico para la Graciosa Majestad de Victoria, seguramente estaba muy preocupado con que si Biarritz era Territorio Sioux o sólo una playa de la France.

Y lo curioso de todo esto es que las boronadas de Polikarpo siguen igualito de vigentes en sus seguidores y no han avanzado un milímetro en sus chocholadas "históricas", que para ellos son todas.

isra dijo...

Que manera de hacer el ridículo, comportamiento cateto y pueblerino.

Curioso como el orgulloso pueblo vasco anda lamiendo culos que pasan ampliamente de ellos, seguro que si Gladstone les patea el culo llamándoles perros vascos se quedarían tan contentos por lo de vascos.

Que conste que me hago un lío con euskera, euskara, euskalerria, euskeria, etc...