martes, 2 de marzo de 2010

JAVIER MARIAS SE EQUIVOCA

Javier Marías ha afirmado:

"Me parece muy preocupante que una serie de actitudes prohibicionistas, intolerantes, de recorte de las libertades, estén triunfando hoy en día bajo un disfraz de izquierdas"

Y se equivoca. El recorte de las libertades no es un disfraz de la izquierda. Es su traje de gala. Su signo de identidad. Otra cosa será que algunos intenten (y consigan) que la gente crea que, en efecto, la derecha es liberticida y la izquierda libertaria. Pero por supuesto, ni la historia ni la experiencia permiten sostener semejante cosa. Ni la izquierda ni la derecha aman la libertad. La gente, en general, está deseando que la pastoreen. Si puede ser a estacazos, mejor, siempre que la vara la manejen "los suyos".

2 comentarios:

Javier Tellagorri dijo...

Excelente síntesis de una realidad poco visible para la mayoría.

Ni izquierdas ni derechas de Partidos son nada aficionados a la LIBERTADES.

Y no lo son porque la masa o gentío no tiene consciencia real de lo que ello supone, de cuándo se vulneran las libertades, de cómo se saltan las garantias procesales en los juzgados, de lo triste que es comprobar que los jueces (decididores de enormes tragedias familiares con niños de por medio, de canalladas contra las propiedades humildes, etc.)no son siquiera profesionales de la cosa, sino suplentes permanentes.

Felicitaciones por el recordatorio tan oportuno.

Mientras el gentío no tenga que sufrir hambrunas y asesinatos en masa, seguirá necesitando una Revolución Francesa ad hoc.

aspirante dijo...

No creo que el Sr. Marías se equivoque, sino que miente.
Cualquier observador de la realidad sabe de sobra que la izquierda es liberticida e intolerante, gustándole una dictadura más que comer con los dedos, y un buen gulag más que el sexo.
La única libertad que les gusta es la de poder masacrar a los opositores, como han hecho y continuan haciendo en todos los países socialistas.