miércoles, 13 de mayo de 2009

DEJA VU. ZAPATERO Y LA "TOTALE KRIEG" ANTICRISIS



La atmósfera y la sustancia del discurso de Rodriguez me ha traido algunos recuerdos a la memoria. No de cosas vividas, porque afortunadamente aquello de lo que voy a hablar ocurrió décadas antes de que yo naciera (en otro tiempo y otro país). El discurso de Zapatero fue un ejercicio autocomplaciente de propaganda, una sucesión de proclamas voluntaristas, una llamada al combate general contra la crisis, una agitación de recursos para, supuestamente, librar la guerra contra la recesión y el paro. No hay consideración alguna por las consecuencias de semejantes disparates. Poco se ha pensado sobre el costo, la conveniencia, o la eficacia real de colocarle un ordenador a cada alumno. No se ha dicho por qué misteriosa sustancia lo "digital" va a resultarnos más eficaz que lo tradicional a la hora de formar a unos alumnos cuya única falla es la endeblez mental y la alarmante falta de disciplina., Nada sobre todo eso, o sobre cualquier otra cosa, nos ha sido revelado. Solo nos ha sido dado aplaudir y jalear su discurso, y eventualmente, irnos al cuerno con una rosa en la mano y el amor al líder revelado en el corazón.


¿Cuándo tuve yo la misma sensación?. Cuando escuché y leí el discurso "Der Totale Krieg", de Joseph Goebbels. Ni las circunstancias, ni el personaje, ni las proclamas son las mismas, pero, salvadas las distancias, el aire de movilización general de recursos, la sensación de estar proponiendo la acción por la acción misma, sin llevar a cabo una evaluación real de dichos recursos, ni de las consecuencias de dicha movilización, la inflexible determinación de atarse a las propias obsesiones, sin considerar siquiera la existencia de otras concepciones, todo ello recuerda la histérica huida hacia adelante que Goebbels proclamó el 18 de Febrero de 1943.


La realidad es tozuda, por encima de pomposos discursos, frases huecas, caros fuegos de artificio y cerradas ovaciones. Se impuso la realidad de 1945 al discurso de 1943. Se impodrá la dura realidad a la flatulencia zapateriana de 2009. Sabemos a qué precio fue entonces. Intuimos, y tememos, a qué precio ha de ser ahora.



1 comentario:

TELLAGORRI dijo...

ALFREDO
Tienes un PREMIO aquí=

http://dlkkieras.blogspot.com/2009/05/premio-blog-dorado-redistribucion.html