sábado, 15 de agosto de 2009

MIT EICHENLAUB. LA BIOGRAFIA INTERMITENTE


Cada cual, qué le vamos a hacer, lleva la vida que lleva. Y es más que probable que esa vida que llevamos no tenga del todo que ver con la que le gustaría llevar. Son cosas que pasan. Hay episodios que nos gustaría haber vivido y se nos quedan en el baúl de los deseos incumplidos, y hay otros episodios que mejor sería dejar en el cofre de las pesadillas y que, sin embargo, saltan en nuestros recuerdos (que es malo), o en los recuerdos ajenos (lo cual es francamente peor). Así se acaban construyendo las biografías intermitentes. La vida es una cosa, y su narración puede llegar a ser una cosa completamente distinta. Los retales que no nos placen se recortan, y su hueco se rellena con una espesa pasta de mentiras, medias verdades y literatura barata. Los pasajes que más nos gustan, a base de ser narrados una y otra y otra vez, acaban lacados con mil detalles imaginados o inventados. Así, son pocos los afortunados que pueden preciarse de contar su vida tal cual ha sido, o cuando menos con el mínimo inevitable de invenciones.

En España somos muy dados a ir con la ejecutoria debajo del brazo. En otro tiempo, la ejecutoria era de limpieza de sangre, o de hidalguía. La cosa no ha cambiado, aunque en vez de ir exhibiendo un frondosa estirpe de hijosdalgo o cristianos viejos, el moderno arbol genealogico debe verse límpio de la más mínima sospecha de haber tenido nunca algo que ver con el franquismo. Es cosa muy loable... siempre que responda a la verdad.

Es vicio inveterado en la nomenclatura socialista eso de ir con la goma Milan borrando, o por lo menos emborronando aquellos "detalles" que no se ajustan convenientemente al apriorismo progre de ser antifranquista incluso desde cuando Franco era corneta. Tambien me puede llegar a parecer bien, siempre que estos vicios (como todo vicio) se practique en privado,

Lo que es rotundamente inaceptable es que una alta magistratura de un Estado serio se dedique, públicamente, a manipular la biografía de su señor padre (q.d.g.), para que los respetabilisimos servicios de papá al régimen anterior no enfanguen el impoluto expediente progre de la hija.

Hoy hemos sabido que, por sobre "represaliado del régimen", el padre de la Vicepresidenta fue, no solamente alto funcionario del mismo régimen, sino que además recibió del mismísimo Franco la Medalla al Mérito del Trabajo. Con hojas de roble. Mit Eichenlaub, como ciertas Cruces de Hierro que se daban por servicios distinguidos.





3 comentarios:

TELLAGORRI dijo...

Esa ridícula dama (por decir algo) es la que más callada debiera de estar en relación al franquismo.

Su padre ers WENCESLAO FERNANDEZ DE LA VEGA, jerifalte 2º o 3º de la Falange y miembro activo activo en todas las salsas en que se movía Franco, siendo el monaguillo permanente del gran jefe falangista GIRÓN DE VELASCO.

Y, ella misma, fue colocada a dedo a trabajar en el SINDICATO VERTICAL, y allí le cogió la muerte de Franco.

Lo posterior ya es lo habitual de muchos de aquellos falangistas de correajes y pistola : afiliarse al PSOE.

Gutiforever dijo...

Decía Aldo Moro que el político que " es capaz de renegar de su pasado es muy posible que traicione su presente y venda nuestro futuro".
Lo penoso de esta caterva que nos gobierna es esa fijación entre enfermiza y freudiana por reescribir la Historia, ajustándola de manera misrable y ruín a sus turbios intereses.
Patético.
Y revelador.

CARTASMARRUECAS dijo...

Mira tú, lo del sindicato vertical lo ignoraba. Su obsesión por el rosa fuerte debe de ser una especie de compensación después de criarse an un mundo azul mahón.