lunes, 9 de noviembre de 2009

EL COMUNISMO. EL HOLODOMOR. DOS VIDEOS ESTREMECEDORES






El bobo al que los trasnochados comunistazos han elegido Secretario General dice que el comunismo no tiene que pedir perdón por nada.
¿Estás seguro?.
¿Estás seguro de que el comunismo tiene la solución para el hambre?
Centella, flamante sumo sacerdote de esta sacrílega y dañina religión, está emcantado que esta basura haya sido aplicada a tantos millone de personas, y espera que todavía muchos más se unan a las masas "mejoradas" por el comunismo.
Por mí, puede meterse sus doctrinas por donde le quepan. Todos y cada uno de los comunistas que en el mundo son y han sido me parecen unos asesinos. Por acción o por aplauso.
Vean estos  vídeo, estremecedores, y ciertos. Dolorosamente ciertos.

8 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Lo terrible, es que hay aún frikis de diverso pelaje y condición que no han asumido que no sólo cayó el Muro de manera estrepitosa, si no que se derrumbó el comunismo, esa lacra que costó a lo largo del siglo XX cien millones de muertos.
Que individuos como el tal Centella anden a estas alturas con el puño en alto y reclamando una nueva Revolución y loando a Castro y a Cuba, debería ser objeto de tratamiento siquiátrico,camisa de fuerza e internamiento en una carcel de Matanzas,allí en la isla caribeña, para que estos peinaovejas probaran en sus carnes las virtudes del comunismo.

CARTASMARRUECAS dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡AAAAAAAAAAAAAMENNNNNN!!!!!!!!!!!!

Tellagorri dijo...

FENOMENAL, Alfredo.

Para ser comunista es necesario ser un brutal resentido social y con instintos de criminal social.

Antes se apuntaban los hijos de solteras (cuando eso estaba muy mal visto), los siervos voluntarios de señorones feudales especialmente en Extremadura y Andalucia, en donde criaban odios africanos contra quien usara corbata, y gentío de ese estilo.

Siempre individuos con problemas sicológicos y traumas infantiles de servilismo.

Los mierdecillas de intelectuales que apoyaron aquello, desde muchos sitios muy confortables, eran disminuídos intelectuales que necesitaban prosperar.
La mayoría les dió la espalda al comprobar in situ las invasiones de Hungria o de Praga, pero otros siguieron porque no tenian mejor trabajo.

En España hubo los Enrique Múgica, Jorge Semprun y algunos más que luego abominaron de haber apoyado a Carrillo.

Que ahora, a estas alturas, haya comunistas sólo es comprensible en el caso de tarados muy tarados por sus resentimientos contra algo.

Javier Pol dijo...

Si os parece poco esa burrada sobre el comunismo pasaros por el país.com y leer una doble entrevista titulada ¿Qué es ser comunista en 2009? eso si, cuidado con los vómitos; puede dar o asco o risa, más bien lo primero.


Esta es la sociedad del siglo XXI, y el nuevo "gerifalte" del PCE es profesor. Apaga y vamonos. De locos

CARTASMARRUECAS dijo...

Tellagorri: nada que añadir a lo dicho. los has descrito perfectamente.

Pol: no sabía lo de que el Centella es "de los de la tiza". No me extraña. Conozco bien el percal y son de lo peor.

Fernando dijo...

El Muro de Berlín, afortunadamente cayó, como cayó con él muchos mitos ideológicos. Todo en la vida tiene su ciclo y hay que asumir que aquella terrible división moral, física e ideológica ya forma parte de la historia, trágica historia en muchas ocasiones. Todos deberíamos estar felices, se acabó el horror en el Mundo, con la caída del muro y el fin del comunismo.

Pero, lo que todavía no ha caído ni es historia pasada y sigue produciendo horror, es el hambre en el Mundo, ni ha caído la injusticia, ni la opresión, ni la desigualdad ni la tiranía, ni el machismo cada día más asesino. Ni se ha restablecido la igualdad, ni han dejado de morir por hambre o enfermedad millones de seres inocentes, ni se ha vencido pandemias solo reservadas a países pobres.

¡Aplaudamos!, yo lo hago con vosotros, por la caída hace 20 años del Muro de Berlín que parece era el único mal del mundo. ¿Pero qué haces tú y tú y tú y tú también; no, no mires para otro lado, a ti te digo y también te señalo a ti y a ti para que hoy, miles de niños en África u otros Continentes, no mueran de hambre o mañana no sea torturada y lapidada una mujer tan digna como tú, mujer, o como la mujer que nos acompaña durante la vida o la que nos parió un día? ¿No era ella igual de digna? ¿Qué hacemos, aparte de solo hablar, para que hoy miles de niñas no sean mutiladas genitalmente ¿Qué hacemos? Ya no hay comunismo que era del culpable y azote de todos los males del Mundo.

Si pensar así es ser friki, os juro que nunca renunciaré a serlo.

CARTASMARRUECAS dijo...

Amigo Fernando:

No creo, en absoluto, que pensar así sea de frikis. Demuestra una sensibilidad por el dolor ajeno que se echa en falta en estos tiempos de egoismo. No podemos hacernos cargo de todos los problemas del mundo. Lo que sí podemos hacer es, en nuestro círculo más intimo y cercano, ser voceros de unos valores de respeto, dignidad y libertad que, convenientemente amplificados, pueden llegar a cambiar el mundo.
El comunismo no es el culpable de todos los males, como no lo es el capitalismo, o el liberalismo. Pero es evidente que, donde se ha propugnado como solución para dichos problemas, no ha hecho sino empeorar las cosas, y lo ha hecho precisamente porque niega esos tres valores fundamentles a los que antes me refería: el respeto al individuo y a la vida, la dignidad y la libertad.
Agradezco sinceramente tu comentario, que me ha permitido insertar esta reflexión

un Saludo

Fernando dijo...

Disculpa, Alfredo, por mi nueva intervención. Pero la tuya, me ha da pie a que también haga una pequeña y muy incompleta reflexión.

Desde hace 20 años el mundo entero, tiene unos nuevos dioses y amos. El Capitalismo por una parte presidido siempre por la gran banca y grandes fortunas especulativas y por otro el gran padre blanco de USA, títere casi siempre de los primeros.

Pero en el mundo, a pesar de los 20 años desde la muerte del comunismo, sigue habiendo esclavos y más de la multimillonaria mitad de la población, lo siguen padeciendo y en muchos casos no han mejorado absolutamente nada, todo lo contrario.

¡Joder! es que nos vendéis la idea que con caída del Muro de Berlín y lo que políticamente supuso, el Mundo iba a ser diferente, se iba a acabar con la pobreza, miseria y esclavitud y nunca en el mundo, en los últimos 80 años, a pesar del desarrollo, hay tanta hambre como la hay ahora, ni tantos niños esclavos de las multinacionales americanas o europeas o tantos otros niños trabajando de mineros y tantos otros siendo esclavos y esclavas sexuales de los inmaculados, benéficos y puritanos amos del mundo capitalista.

Me dices que el comunismo no es culpable de todo, como tampoco lo es el liberalismo ni el capitalismo y en mundo no cambiado nada para millones de personas, ha empeorado en todo caso. Ya no hay comunismo, Alfredo y entonces te pregunto: ¿De quién coño es la culpa ahora?

La Humanidad hace 20 años ya era libre, se había muerto el mal de todos, el causante de todos los males EL COMUNISMO y... ¿ahora qué? Estáis con las mismas soflamas de antaño; como cuando el criminal de guerra, gran jefe blanco, junto con reyezuelo inglés y un títere hispano se lanzaron a la guerra de Iraq y ahora, cuando vemos lo que vemos, te pregunto ¿Mejor ahora?, pues tú me dirás en qué.

Termino, Alfredo, sabes que mi discurso podría ser muy largo, tanto como la miseria, pobreza y esclavitud que hay en el Mundo, a pesar de haber enterrado el comunismo.

Disculpa. Saludos.