martes, 3 de noviembre de 2009

LA NUEVA ORDEN HA SIDO DADA. VUELVO A ESCRIBIR

Isabel me ha pedido que vuelva a publicar. Lo  ha hecho invocando la más alta razón que un hombre puede tener. Me lo pide para que nuestro hijo tenga testimonio de lo que su padre  (sus padres) viven y piensan. No hay causa mayor ni mejor, y me apresto a obedecer el mandato. Me permitiré, en esta etapa, alguna licencia, como no publicar a diario, y mantendré la sola obligación de administrar las tradicionales dosis de belleza. Espero seguir contando con su favor.

6 comentarios:

Natalia Pastor dijo...

Bienvenido Alfredo, y gracias a Isabel por conminarte a que vuelvas a escribir.
¡Haz caso de las mujeres!.
Un beso.

Tellagorri dijo...

Me alegro de verdad de leerte de nuevo. Es un placer.
Del consejo de Dña. Natalia sólo acoto la parte de la orden de tu jefa en el sentido de qu escribas, en el resto no te conviene (nos conviene a ninguno) hacer caso a las mujeres porque puedes terminar de "morroi" perpetuo.

Natalia Pastor dijo...

Tellagorri:
Las mujeres sólo os damos buenos consejos, y alguna que otra orden por vuestro bien.

CARTASMARRUECAS dijo...

Muy buena anotación, Natalia. lo que Javier dice, empero, es bien cierto. Al menos en nuestro norte, conviene cumplir sin obedecer. me encanta estar de nuvo con vosotros.

Fernando dijo...

Me alegro de tu vuelta. Volveré a leerte.

Cordiales saludos.

Anónimo dijo...

Me alegra tu vuelta y en especial la obligación que te impones de seguir administrando "las tradicionales dosis de belleza".
Debo decir que tu forma de escribir ya es un arte; pero te seguiré, con especial interés, los fines de semana.

Saludos y...mi agradecimiento para los dos(tú e Isabel)